La Noción
 
   Domingo, 09 de Agosto de 2020 - 1:03 pm | Santos de hoy: Justo, Rústico, Viator, Pastor, Román | Actualizado: 12:05 pm

Buscar en todas las noticias

Otienda Otienda   Video Chat Video Chat   Foro Foro  App App   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  




Columna
Martes, 29 Marzo 2016
  Calificación: 7 valoraciones, Valoración: 5.00 de 5

BALCÓN GLOBAL
Juan Carlos YAGO



CADA PERSONA suele tener siempre la capacidad de hacerse a sí misma, sean cuales sean los condicionamientos del entorno. Podremos gozar de mayor o menor número de elementos a nuestro alcance para desarrollarnos, contar con un entorno adecuado o, por el contrario, uno desestructurado, pero siempre tenemos la oportunidad de reverenciar nuestra existencia y agradecerla cada día para rendirle el tributo del respeto. ¿Los terroristas no sois capaces de entender algo tan simple?

   En la modernidad, numerosos coachs y psicólogos ofrecen diversos consejos sobre realización personal, pero ya desde muy antiguo el ser humano ha sabido dignificar su paso por la Tierra con distintos principios filosóficos de positivismo, una palabra tan de hoy pero cuyo concepto ha sido experimentado en todas las culturas de antaño. Un emperador romano como Marco Aurelio ya aconsejaba: "Cuando usted se despierte en la mañana piense en el precioso privilegio de estar vivo, de respirar,  de pensar, de disfrutar, de amar". Esto, que parece simple, es la base de una actitud francamente revulsiva, la que provoca la realización de tus sueños. Hay una diferencia abismal entre concebir la vida como algo vulgar o, bien, como una pasión vital: el estado mirífico de evaluar con sobresaliente cada instante. Vivir de esta forma es más vivir, expresar con tu personalidad el milagro de palpitar y sentir. Y de comunicarse con los demás de forma expresiva, gozosa, vívida.

   Qué pena que no todos intenten probar otras cosas... y quedarse con lo bueno. Te animo a ello, terrorista, con este mensaje en un barquito de papel de periódico.


Comentar/Comentarios

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en linkedinCompartir Noticia




Columna
Lunes, 28 Marzo 2016
  Calificación: 7 valoraciones, Valoración: 5.00 de 5

BALCÓN GLOBAL
Juan Carlos YAGO



ACABA HOY, con el Lunes de Pascua, la Semana Santa. El lunes de Pascua, por tradición, es el que sigue al domingo en que Jesucristo resucita; en este día es popular en ciertas comunidades comprar y comer "monas", regaladas por los padrinos.

   Tras la dulzura para el paladar, llegó la hora de la verdad. Hemos atravesado una Semana Santa trágica y cruórica. Atentados terroristas en distintas partes del mundo con centenares de masacrados, accidentes mortales en las carreteras por los desplazamientos vacacionales, fallecimiento de jóvenes estudiantes del Erasmus en un autobús, continuación de la tragedia de los refugiados, en la que tantos niños y adultos siguen perdiendo la vida. Este cóctel ha sido el aperitivo diario de quienes han tenido la suerte de disfrutar de este atractivo período de asueto.

   El mundo es una continua tragedia pero también un lugar en el que se puede erigir la maravilla del gozo intelectual, físico y cordial; en el que unos y otros podemos ayudarnos mutuamente a vivir y a sonreír.

   Animo a todos y cada uno, desde su posición, desde sus trincheras del día a día; desde su trabajo, en la vida cotidiana, a dar lo mejor de sí. A procurar hacer lo que corresponda en cada instante, con fruición y auténtico entusiasmo. Y compartir. Hagamos las cosas bien. Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien, importa más que el hacerlas.

   Que así sea. Compartamos esa idea y nuestra plenitud; y siempre con una sonrisa en la boca. No es tan difícil. Somos animales sociales y, si vivimos en comunidad, es porque unos precisamos de los otros, dentro de la capacidad de independencia que pueda permitirse cada cual. 

Comentar/Comentarios

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en linkedinCompartir Noticia




Columna
Miércoles, 23 Marzo 2016
  Calificación: 7 valoraciones, Valoración: 5.00 de 5

BALCÓN GLOBAL
Juan Carlos YAGO



LA PASCUA nos han hecho, les han hecho a las víctimas de Bruselas, a las del accidente de autobús en Tarragona y a la pléyade de refugiados que buscan el calor de Europa y mueren en silencio. Asesinatos, accidentes y enfermedades; la muerte inunda esta Semana Santa de forma vírica y viral. Quéjate tú ahora de tu constipado o de tu amnesia.
   Uno se ha purgado en los infiernos a veces y, también, ha compartido la miel gloriosa del bienestar. Le pillaron en un lapsus de esta miscelánea a Jesucristo, quien para Jean Paul Sartre no fue más que un condenado por agitador político, por activista. Sin embargo, lo que animaba sus pasos era el milagro de vivir, ese que hace que, en cuanto te levantas, des gracias por mantenerte en pie y seguir; por conservar las fuerzas para contarlo. Y, si las tienes para eso, asimismo para casi todo lo demás.
   Estamos en pie los que estamos. Soy uno de ellos, firme y convencido de la vida, porque mientras exista, hay esperanza. El quid reside en que siendo de lo peor, uno puede ser de lo mejor igual de fácil o difícil. Condeno la perversión pero no aniquilo al perverso. Cualquiera de nosotros es un asesino en potencia; discrepo en dividir el mundo en buenos y malos. En la vida vamos sorteando los momentos denigrantes, y sublimando los gratos: esta es la auténtica habilidad de ser humano y del ser humano.
   Preservar la especie es la meta que puede mantenernos con vida. Siempre hay que tener una finalidad importante para alcanzar una eterna juventud o, al menos, una perdurabilidad; alcanzar una vejez saludable.
   Tras esta Semana Santa cruórica y especialmente macabra, sepan que soy más espía que nunca de ustedes; que les escucho y tomo notas, que me introduzco entre ustedes y me disuelvo como en mi adorada mar para sentirme esta gota feliz, con todas sus angustias y sus gozos; que así me libero de la pesadumbre de lo más miserable de todos nosotros.
   Esta es la savia de estos celebrados días: la sabiduría de sobrevivir gracias al chip hedonista: el placer y el dolor de un permanente orgasmo.


Comentar/Comentarios

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en linkedinCompartir Noticia




Columna
Lunes, 21 Marzo 2016
  Calificación: 7 valoraciones, Valoración: 5.00 de 5

BALCÓN GLOBAL
Juan Carlos YAGO



YA PRIMAVERA, estación con esa virtud de alterar la sangre, de remover las ganas, influjo que podrá ejercer hasta el 21 de junio, dando el relevo al deslumbrante brillo del verano. Se ha producido el equinoccio, momento del año en que, por hallarse el Sol sobre el Ecuador, el día dura lo mismo que la noche en toda la Tierra, lo cual sucede anualmente dos veces: del 20 al 21 de marzo y del 22 al 23 de septiembre, justo cuando los dos polos de la Tierra se encuentran a idéntica distancia del Sol y la luz solar cae por igual en ambos hesmisferios.
   La primavera ha venido y nadie sabe cómo ha sido, escribió tan románticamente Antonio Machado; y, sí, nos ha pillado de sopetón, y esta vez, entremezclada con el final de las Fallas valencianas, con una Semana Santa marcial y guerrera, junto al equilibro de fuerzas que pueden dar líderes como el transformador papa Francisco frente a la incomprensión europea que arroja a los desesperados, a los refugiados, al abismo del desconsuelo; a su suerte, desamparados, despojados de lo más básico y de una mínima dignidad, entre el hambre, el frío, la enfermedad y barro paralizante. Y, por otro lado, una España en funciones —en defunciones— porque todos quieren mandar y el ego puede más que el bien público.
   El verdadero poder es el servicio integral. "Están —Francisco dijo y da ejemplo de ello— al servicio de los pueblos”. Nos matan los sueños, pero no debemos ser débiles y dar por todo por perdido. Si duele es porque estamos vivos. El esfuerzo es una buena opción para aniquilar la molicie propia y, también, las ínfulas de los poderosos.
   En medio de este panorama tan entumecido, también es probable que haya nuevas elecciones en España, y gran número de electores tendrá la oportunidad de cambiar su voto para dar lugar a alguien revulsivo que realmente apueste por la felicidad de la gente.
   Aprovechen la luz de los días primaverales, cada vez más largos hasta el verano. No hay tiempo que perder.

Comentar/Comentarios

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en linkedinCompartir Noticia




Columna
Domingo, 06 Marzo 2016
  Calificación: 7 valoraciones, Valoración: 5.00 de 5

BALCÓN GLOBAL
Juan Carlos YAGO



EL GOBIERNO municipal Málaga no tiene vergüenza ni suficiente montante pecuniario para sufragar los sueldos a barrenderos, basureros y demás personal encargado de dar lustre, higiene y salubridad a la capital de la Costa del Sol, acorralada por la estupidez y por montañas de basura. Desgraciado panorama siempre, pero más lamentable para una zona eminentemente turística.
   Málaga querida, ciudad donde nació una de mis hijas, intensa y grata, muy noble ciudad malacitana, hoy pareces insensata e inhabitable. Te muestran al mundo puerca. Málaga estos días está imposible. Algún piquete reparte papelitos y restos de comida, envases ruedan por las distintas vías urbanas, incluso desmontan las papeleras y arrojan su contenido al suelo. El centro se libra algo más porque ahí los servicios mínimos actúan más deprisa, pero no dan abasto de todas formas. Venganza y caos.
   Tampoco es eso. Demasiada provocación; ellos pueden usar esta prepotencia de la aterradora falta de higiene, cosa que otros sectores, mismamente cuando despedían a manadas a personal de la construcción no podía ser dado con tanta efectividad. Incluso quienes somos capaces de administrar un derecho de otros, como es informar y comentar críticamente o ensalzando cada evento (según corresponda), nunca tan virulentamente hemos protestado y eso que han llegado a despedir laboralmente en España a unos once mil trabajadores de los medios de comunciación. Defiendo al personal de limpieza, sí, pero no lo drástico de algunos comportamientos que atentan contra el respeto de la ciudadanía.
   El personal de limpieza debería cobrar como los notarios, y con un contrato de permanencia laboral determinado, 20 años al menos. No habría nada que más agradeciese la sociedad: que se procurase empleo a inmigración y nacionales en el sector de limpieza, siempre que fuesen más responsables de los que hoy chantajean así a la sexta ciudad expañola.


Comentar/Comentarios

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en linkedinCompartir Noticia






Esta págna fue generada en 0.125 segundos.



LA TIRA CÓMICA DE LA NOCIÓN
Sandra


Tira cómica de Dilbert


Comentar/Comentarios
compartir



Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
El tiempo El tiempo Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv
App App Las Columnas de La Noción Las Columnas Los Modelos de La Noción Modelos Tiras cómicas de La Noción Tiras cómicas

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción Otienda