La Noción
 
   Martes, 18 de Diciembre de 2018 - 11:31 am | Santos de hoy: Ntra.Sra.de la Esperanza, Modesto, Gaciano | Actualizado: 10:39 am
La tienda de La Noción La tienda de La Noción   Video Chat Video Chat   Foro Foro   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en Google+ | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Málaga   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Lunes, 08 Junio 2015

BALCÓN GLOBAL



DICEN QUE es muy difícil ser original y que, en realidad, lo que elabora un escritor es la síntesis de todo lo que ha leído, transformando ese acervo en una nueva creación. Tal vez. Eso no exime a un plagiador con su asquerosa desfachatez de copiar y pegar sin más y hacer pasar un texto como de cosecha propia. Es un mal hoy extendido.

Arturo Pérez-Reverte pagó 200.000 € por una condena de plagio. Sin entrar a valorar sus justificaciones sobre el tema —que puedo creérmelas— la cuestión es que este problema se ha extendido entre los autores que pueblan el ancho mundo de Internet. 


Jesucristo no escribió ni una sola línea, quizá tal vez una palabra en la arena que luego el viento borró y, sin embargo, es un personaje histórico digno de admiración por su autenticidad y honradez. La literatura tan solo la contemplo como un medio para una vida buena, pero si se pervierte en la adjudicación de su autoría no siento piedad por quien intenta aprovecharse. Persisitir en refocilarse en la literatura como fin por encima de la autenticidad personal me transforma en un ser humano nada bondadoso con el engaño ni la mentira ni la manipulación. A quien plagia le pueden reclamar daños y perjuicios por apropiarse de propiedad intelectual que no es suya.


Hoy los blogs de internet son a veces fusilados impunemente, pero se les puede hacer un seguimiento a los fusiladores y ver la fecha en que se produjo la inserción de lo copiado. Es denunciable e indemnizable el robo de propiedad intelectual siempre y, desde luego, en cualquier red social, si se comprueba la pertenencia de su legítimo autor, el cual se puede identificar en cualquier momento porque queda un rastro "en caché" de quién es el propietario original de la página original (y a quién ha concedido el mismo su permiso para publicar aunque aparezca un determinado texto como anónimo) e incluso es factible si hubiese desaparecido la web completa de la nube, si no he entendio mal a los especialistas informáticos, ya que se puede rastrear técnicamente y por imperativo legal de las disposiciones de delitos cibernéticos.

Vergüenza ajena me produce el robo de propiedad intelectual. En todo caso, llegar a descubrir quién a copiado a quién es relativamente fácil si el plagiado se empeña.













Esta págna fue generada en 0,109 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
Buscador Web Buscador Web Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas El tiempo El tiempo Fases Lunares Fases Lunares Páginas Blancas Páginas Blancas
Prensa y Revistas Prensa y Revistas Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción