La Noción
 
   Sábado, 16 de Noviembre de 2019 - 10:18 pm | Santos de hoy: Edmundo, Gertrudis, Margarita | Actualizado: 1:38 pm
oTienda oTienda   Video Chat Video Chat   Foro Foro   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Lunes, 24 Marzo 2014

BALCÓN GLOBAL



EL ÚLTIMO fin de semana pasará a la historia como el del aniversario del fallecimiento de Adolfo Suárez y el de la mayor manifestación ciudadana por la dignidad, pero empañado no solo por el luto de un gran hombre sino por la violencia inusitada de ultrarradicales infrahumanos que han querido reventar la efectividad de una muestra popular. Algo grave ha fallado por parte de las fuerzas de seguridad para que se haya permitido que ciertos indeseables masacren y nublen las nobles pretensiones de dos millones y medio de personas que desfilaron en Madrid, desde Atocha a Colón, en estas afables marchas que nacieron a propuesta del Sindicato Andaluz de Trabajadores y a la que respondieron la totalidad de agrupaciones homólogas de toda España. Al igual que Adolfo Suárez, el SAT logró un consenso nacional de participación, en este caso, ciudadana y el sábado se pudieron ver agrupados en la misma voz los más dispares grupos y de todo tipo de tendencias. Ha sido una convergencia ideal en la que han colaborado familias, en donde al unísono los más diversos colores sindicales y ciudadanos han pedido una renta básica, vivienda y salario para todos y el alejamiento de compromiso alguno con deuda europea de dudosa moralidad. Las Marchas por la Dignidad han transcurrido de modo absolutamente pacífico, con música de gaiteros y en un ambiente muy festivo, desde su inicio a mediodía hasta la noche, que ha sido cuando parásitos indeseables que no pertenecían a la organización, portando objetos peligrosos, auténticas armas de ataque, han sorprendido a los antidisturbios. Una falla en las comunicaciones, unido al descontrol —al parecer de los mandos— ha tenido como resultado que el colofón de este evento haya sido de los más degenerados y violentos de todos los tiempos. En lugar de estar hablando ahora los medios del maravilloso éxito ciudadano en la lucha por la mejora de la calidad de vida, estamos lamentando la violencia inútil y gratuita de ultras indecentes cuyo único afán es perturbar la paz social.


Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en linkedinCompartir Noticia









Esta págna fue generada en 0,125 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
El tiempo El tiempo Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción oTienda