La Noción
 
   Jueves, 14 de Noviembre de 2019 - 6:40 pm | Santos de hoy: Serapión, Clemente, Eugenio, Filomeno | Actualizado: 6:35 pm
oTienda oTienda   Video Chat Video Chat   Foro Foro   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Martes, 03 Junio 2014

BALCÓN GLOBAL



MONARQUÍA, anarquía, jerarquía, oligarquía... son palabras que tienen la misma raíz griega, αρχία, que significa ser el primero, mandar. Haciendo un leve repaso a la historia del mundo, se puede comprobar que es bastante difícil una sociedad sin "primeros", sin jefes. Todo aquello digno de mención lo realiza algún individuo, alguien que sobresale y está más capacitado que los demás, pero sin los cuales tampoco es realizable. El rumbo de la humanidad lo marcan los líderes, y creo que los necesita la sociedad actual para acabar con los graves problemas de falta de equidad y de distribución de la riqueza que nos acucian. Dicen que la esperanza es lo último que se pierde y que la fe mueve montañas. Precisamente la confianza y la fe son virtudes de la persona que quiere gobernar un grupo, un equipo, una organización, un país. Suele hacer rápida elección de las decisiones más adecuadas, transmitiendo energía a sus congéneres. Su entusiasmo y su convencimiento son admirables y las personas se ven reflejadas en ese líder, confían en él y necesitan que de alguna manera les diga lo que tienen que hacer. Todo el mundo sigue a alguien, la sociedad normalmente se organiza así y más hoy, comprobado con la furibundia del fútbol y con debates tan acalorados como el apuntado, el de monarquía o república. Normalmente extrañaría la inexistencia de jefes, cosa de esos raros anarquistas. Hasta el 15M —que presumía de ausencia de mandamases— ha desvelado ahora uno de sus líderes, Pablo Iglesias, y gracias a ello y a la composición de una lista se ha podido votar y sacar adelante esa opción. Y en esas estamos, si Felipe VI puede ser o no un líder útil. Se opina mucho y se trata el tema en todo momento. Y esto tiene un riesgo también: el de la saturación. El público llega a saciarse, el exceso de información y de análisis hace que se produzca un hartazgo en la opinión pública que cede a lo establecido, a lo que propugna el devenir de los hechos y la inercia de los derechos adquiridos. Con lo cual llega un momento en que se evapora el furor que lucha a contracorriente y triunfa el afán del líder que pretende seguir siéndolo. Así que, como habrán deducido, tendremos monarquía para rato.


Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en linkedinCompartir Noticia









Esta págna fue generada en 0,125 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
El tiempo El tiempo Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción oTienda