La Noción
 
   Sábado, 20 de Abril de 2019 - 12:47 pm | Santos de hoy: Teodoro, Sulpicio, Serviliano | Actualizado: 7:30 pm
La tienda de La Noción La tienda de La Noción   Video Chat Video Chat   Foro Foro   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Málaga   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Miércoles, 18 Marzo 2015

BALCÓN GLOBAL



EL NUEVO programa de estudios universitarios divide la carrera media en tres años académicos y dos de másteres. La clave de ciertas discrepancias estriba en que las fases de perfeccionamiento son de pago y, a menudo, caras y sin becas. Con lo cual se sobrentiende que no hay igualdad de oportunidades porque los discípulos pudientes tendrán más amplias posibilidades de ingresar en ese período definitorio.
   ¿Rompe el principio de igualdad de oportunidades y de competitividad? Hay quienes ni siquiera podrán competir. También dentro de esa afortunada clase que podrá permitirse los estudios habrá muchos que se den cuenta de que, en el fondo, la competitividad no tiene sentido sino dentro de unas reglas. Se puede competir cuando se corre en el mismo estadio, cada uno en su pista y hacia la misma meta. Quien corra en sentido contrario no solo será calificado de pirado, sino que entorpecerá a los demás. Si los jueces hiciesen la vista gorda o no se percatasen, tal perturbador de la carrera podría hasta ganar, con la muy alta probabilidad de que en las próximas pruebas otros corran como él lo hacía. Según un aforismo popular, "cuando los locos seamos más, los locos serán ellos". Parece democrático.
   La persona de veras creativa y original está por encima de reglas y pretende llegar a la superación sin seguirlas. El creativo corre en otro estadio, casi siempre solo. No compite con nadie, salvo consigo mismo. Si luego no consigue homologar su marca puede pasarlo muy mal hasta que alguien le descubra. O permanecer perdido en la ignorancia social para siempre. Y el reconocimiento es muy importante para el desarrollo diario y práctico de la vida. Un artista, un profesional liberal o similar lo son justo desde el momento en que la sociedad les valora o adquiere sus obras o servicios; y es la misma sociedad la que les aplica su marchamo. La precariedad laboral de hoy proviene de un sistema en descomposición que arrasa talentos, capacidades y habilidades sin miramientos, favoreciendo intereses creados que le parecen más afines para subsistir.












Esta págna fue generada en 0,109 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
Buscador Web Buscador Web Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas El tiempo El tiempo Fases Lunares Fases Lunares Páginas Blancas Páginas Blancas
Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción