La Noción
 
   Domingo, 15 de Septiembre de 2019 - 9:28 am | Santos de hoy: Dolores, Nicomedes, Día de Cantabria | Actualizado: 1:20 pm
oTienda oTienda   Video Chat Video Chat   Foro Foro   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Málaga   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Miércoles, 18 Junio 2014

BALCÓN GLOBAL



DOS INSÓLITAS noticias. Una, la devolución de una vivienda ya ejecutada; y otra, la anulación del despido colectivo de casi mil doscientos trabajadores de la multinacional Coca Cola. La primera abre la puerta para la recuperación de miles de viviendas por todas las personas que han sufrido desahucios por medio de prácticas bancarias abusivas y procedimientos legales pero no lo justos que debieran. Y la segunda garantiza el pago de los salarios dejados de percibir por ese numeroso grupo de operarios. Los fundamentos principales de estas decisiones judiciales son los condicionamientos abusivos, en un caso, de los hipotecarios, decretando la devolución del inmueble y en el otro, del derecho adquirido en los puestos laborales, debiendo readmitir a todos los despedidos. Los desahucios y los EREs son herramientas inquisitoriales de la era moderna con las que grandes compañías, combinando en sus cuentas de resultados su objetivo crematístico y su malabarismo frente a la ley, consiguen hacerse con pingües patrimonios a costa de las espaldas del hombre de la calle, del racionado normal que ha trabajado toda su vida. Amenazan con sus argucias jurídico-financieras a las familias normales, fagocitando el empleo y la disponibilidad de vivienda en toda España, que es un valle de lágrimas y de pánico, más enorme aún al aceptar lo grandilocuente de las diversas premisas políticas —donde se suele ocultar la manipulación— en combinación con frecuentes complacencias de voceros en una continua lucha de abuso legal contra el que se levanta la mera justicia y los valores humanos. Pero la vida sorprende y a veces la suerte cambia de banda. Los parados primero, los trabajadores y los funcionarios, detrás, y los empresarios y los políticos después, darán un paso gigantesco si se multiplica esta pureza de bocanadas de aire limpio que anuncian lo reversible de la penosa situación. Hay esperanza, pero aún mucha especulación y demasiados mecanismos que controlan el beneficio de unos pocos en detrimento de la mayoría.


Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en linkedinCompartir Noticia









Esta págna fue generada en 0,094 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
El tiempo El tiempo Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción