La Noción
 
   Domingo, 21 de Julio de 2019 - 3:20 pm | Santos de hoy: Daniel, Julia, Práxedes | Actualizado: 3:18 pm
La tienda de La Noción La tienda de La Noción   Video Chat Video Chat   Foro Foro   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Málaga   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Lunes, 23 Junio 2014

BALCÓN GLOBAL



NOS ESCANDALIZAN, y con razón, noticias como el secuestro de doscientas niñas en Nigeria por el grupo Boko Haram. Es denigrante utilizar a seres humanos, no ya niños, para conseguir determinados objetivos. Pero la aberración no solo proviene de mentes radicales, deshumanizadas por la regresión, sino que en el mundo "civilizado" se han realizado también acciones en contra de los derechos humanos y en nombre de la libertad —calificándolo como efectos colaterales— que han salido a la luz en forma de denuncias contra soldados de la ONU, por ejemplo; o los cinco mil niños que murieron en la guerra de Irak. Lamentablemente nadie tiene la exclusividad del horror y cada día se pisotean en el planeta los derechos humanos. Por ello todos los esfuerzos por la unidad del mundo serán pocos. Unidad no es uniformidad, sino el respeto a la variedad de culturas y tradiciones en una coalición global, un socaire mundial de una nueva y amplia organización de naciones unidas. Unidas por la voz y el voto de todos y cada uno de los seres humanos. Eventos como el mundial del fútbol celebrado este año en Brasil o celebraciones como las olimpiadas son elementos que producen un ambiente favorable en las naciones para el progreso real. Son pasos hacia una ecuanimidad mundial, evitar el abuso de poder y conseguir ver una distribución exhaustiva de la riqueza junto con un reparto del trabajo en el mundo para todos. España tiene la oportunidad de liderar esta idea inaudita en el consenso internacional. El concepto de globalización —pervertido por las grandes asociaciones financieras, las alianzas multinacionales y las fusiones de los grandes bancos— en su sentido histórico y primigenio favorece la macroeconomía, pareja al devenir de la humanidad. Sin objetividad cívica no existe progreso. La disyuntiva es persistir en la ceguera de apoyar al más poderoso, a los países con más armas, con las que imponen su manera de gobernar el mundo o consensuar la diversidad y la pluralidad en una igualdad de oportunidades y recursos.


Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en linkedinCompartir Noticia









Esta págna fue generada en 0,078 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
El tiempo El tiempo Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción