La Noción
 
   Martes, 19 de Marzo de 2019 - 9:45 pm | Santos de hoy: José, Día del Padre | Actualizado: 4:43 pm
La tienda de La Noción La tienda de La Noción   Video Chat Video Chat   Foro Foro   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Málaga   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Martes, 16 Septiembre 2014

BALCÓN GLOBAL



JUGAR CON la Luna, si es desde la bondad telúrica, no tiene por qué resultar al final diabólico. Vibrar es vivir, un juego donde el fuego natural de la existencia es la materia prima para extender lo grato de la vida, más vivir. Lo que proviene de las buenas vibraciones eleva y enriquece, los amores que matan nunca mueren, sino que engrandecen tu experiencia. Pueden hacer un poquito de cosquillas, partirte tu joven e inocente corazón... pero al final tú eres única gracias a haberlo sentido y asciendes a la mayor nobleza de la creación, a ser parte integral de lo más maravilloso del cosmos. Hay que saber transformar el quejido en sublime gozo.
   Pero traspasar cierta línea y dejarse arrastrar por la fuerza de la Luna ya no tiene tan hermosas experiencias. Como en el caso del despecho amoroso, esa variante lunática traicionera. Cuando se ama sin medida —como debe ser— y no se es correspondido o correspondida se puede llegar a sufrir mucho. También, sin embargo, perjudicar a quien tanto se dice amar.
   El amor es gozo, no sometimiento ni una muerte en vida; el amor siembra paz, alegría y más amor. Se dan casos como el de aquella mujer furiosa que empapeló gran parte de la ciudad de Roma con una foto de su novio, tras ver unas imágenes muy comprometedoras en Facebook, a pocos días de su boda. Mientras la mujer se preparaba para su inminente casamiento, se llevó una sorpresa que le hizo cambiar de opinión y anular la boda. Ella descubrió que su novio había subido a esa red una foto en la que tenía su cabeza en medio de unos hermosos y exuberantes pechos desnudos y ¡no eran los de ella! Pegó la foto de su novio por toda Roma, con un texto en el que se destaca la palabra "traidor". Según informó en su día la prensa italiana, la mujer dijo: “Gracias a Dios que existe Facebook. Al menos pude descubrir al cerdo traidor antes de la boda”. Al menos no se lo cargó. Es una prueba de que las redes sociales influyen tanto como la luna en el comportamiento de las personas.











Esta págna fue generada en 0,109 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
Buscador Web Buscador Web Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas El tiempo El tiempo Fases Lunares Fases Lunares Páginas Blancas Páginas Blancas
Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción