La Noción
 
   Sábado, 07 de Diciembre de 2019 - 12:44 am | Santos de hoy: Ambrosio, Martín, Eutiquiano | Actualizado: 12:36 pm
oTienda oTienda   Video Chat Video Chat   Foro Foro  App App   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Lunes, 27 Octubre 2014

BALCÓN GLOBAL



TODO PASA, como decía Antonio Machado, y todo queda. De todo se harta la gente y también todo se renueva. No te preocupes por la maledicencia de cualquier descerebrado, de una mujer despechada, del tejedor de calumnias —que si bien de estas algo queda, también te hacen más fuerte— y del trasnochado de turno que sabe alzar la voz más que nadie y se le oye a la legua. La sociedad es así.
   Solo quienes nos dedicamos a dejar la piel y el páncreas en los medios sabemos mejor que nadie cuán voluble es todo, el ir y venir de las masas, la fama contemporánea y hasta la sutil y sabia catadura de los clásicos. Absolutamente de todo se puede intoxicar la mente humana, que precisa un nuevo rumbo y oxígeno que la libere del espanto de cualquier noticia.
   Lo tenemos muy claro con el ébola. Capítulo cerrado. Se salvó la auxiliar de enfermería y ha sido un triunfo mundial. El sistema sanitario español sigue siendo competente, probablemente el mejor del mundo, tras haber sido puesto en entredicho. Y en la picota, la credibilidad del Estado y la marca España ante las naciones más poderosas. Al principio fue una vorágine de inestabilidad, una falta de garantías, una sorpresa inaudita que arrasaba en los protocolos médicos y los mostraba mediáticamente todo lo contrario a infalibles: infantiles. Un estraperlista moderno de sustancias inconfesables —las cuales portaba en su estómago— murió dolorosamente abandonado creyendo los médicos que padecía ébola (y porque era negro con mucha fiebre). Alguno sentenciará con prepotencia que no es legal el transporte de droga, pero era un ser humano y en esos momentos se retorcía en una agonía indeseable hasta para el peor enemigo. ¡Qué deshumanizados estamos! Y la industria farmacéutica se frota las manos con esta hecatombe. Mientras la humanidad va de tumbo en tumba, los negociantes de la salud mantienen a fuego vivo este mercado gracias a África. Y nosotros, los del "primer" mundo, tan indolentes.



Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en linkedinCompartir Noticia









Esta págna fue generada en 0,156 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
El tiempo El tiempo Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción oTienda