La Noción
 
   Lunes, 16 de Septiembre de 2019 - 4:03 pm | Santos de hoy: Cipriano, Cornelio, Rogelio | Actualizado: 3:21 pm
oTienda oTienda   Video Chat Video Chat   Foro Foro   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Málaga   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Miércoles, 21 Octubre 2015

BALCÓN GLOBAL



EL LIBRO Razones para vivir —conocida la trayectoria de Mar Mirantes— puede sugerir la unidad con el próspero poder del universo. Para mí, sin haberlo leído, es así de sugestivo. La autora, cuyos pasos sigo atentamente y cuyos versos suelo leer con fruición, goza de éxito en muchas cosas ya en su vida, pero merece también realizarse en la totalidad de las posibilidades que se abren delante de ella, si así lo desea. Como persona con evidente carisma, Mar Mirantes, cuyo pseudónimo es Mar Luna en las redes sociales, representa sin lugar a dudas el paradigma del ser humano esencial que merece una vida en el sentido integral, lo que yo denomino más vivir: una vida buena; merece amor y abundancia de amor; merece tener una buena salud y merece vivir con comodidad, desligada de actividades serviles. Porque sabe hacer algo especial. Mar crea.
   Aun poseedora de gran libertad, merece más libertad y la grandeza de ser todo lo que pueda ser y alcanzar más amplias metas, las que se proponga. Se suele entender que un libro es un hijo, un nuevo hijo, uno literario, un ser vivo que crece entre los lectores y que toca o no el corazón de los demás, pero que ahí está, toqueteando conciencias, dando caña o, como vulgarmente se dice, pidiendo guerra. No es, en fin, un objeto muerto, sino que sus páginas están animadas por la sangre, la mente y la experiencia vital de su autora que, en este caso, sabe expresar con belleza lo que le acontece. Lo llaman poesía de la experiencia, pero sospecho que este trabajo de Mirantes va más allá.
   Mi intuición y el conocimiento de su escritura me llevan al convencimiento de que, cuando tenga entre mis manos un ejemplar, lo que percibirán las yemas de mis dedos es la vibración más auténtica de las badanas de su alma y que, incluso, las fibras de las que estas se componen tocarán las mías tan sutilmente que también yo mismo seré onda y eco de su literatura. Porque así lo he sentido ya y porque sé que no me decepcionará con esta entrega en papel, cuya portada ya promete lo suyo. Como ejemplo renacentista en la modernidad, la poetisa —con sus solos actos— demuestra que cada uno podemos merecer más: absolutamente lo óptimo.


Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en linkedinCompartir Noticia









Esta págna fue generada en 0,094 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
El tiempo El tiempo Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción