La Noción
 
   Jueves, 23 de Mayo de 2019 - 11:16 pm | Santos de hoy: Florencio, Desiderio, Humildad | Actualizado: 7:45 pm
La tienda de La Noción La tienda de La Noción   Video Chat Video Chat   Foro Foro   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Málaga   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Martes, 08 Diciembre 2015

BALCÓN GLOBAL



MEJOR QUE que la posada es aún la ilusión. Eso, más o menos, decía santa Teresa de Jesús, fundadora de conventos por las anchas castillas. El proverbio popular, sin embargo, escarnece esa idea con la de que de sueños también se vive. Pienso que las mejores realizaciones nacen de honestos sueños si se convierten en realidad. Prefiero esa realidad a aquella ilusión de los aposentos, más que nada en el amor, aunque sea menos fantástico o amenace —al asomarse a la costa de las sensaciones— la insoportable levedad del ser.
   Percibo el ánimo festivo que precede a la Navidad en León con mi novia definitiva, con mi musa personal e intransferible; concialiadora, asimismo, de almas y duelos tanto o más que la Mar Mediterránea, espacio del mundo que me transfiere la calma infinita de Dios, ese amado regidor del universo del cual la santa referida esperaba tan alta dicha, que vivía sin vivir en ella. He descubierto que mi corazón sí puede mantener mi más vivir con otro corazón irresistible, sensible y culto dentro. Porque ambos somos la conjunción de la fortaleza medieval y moderna, la ascética precisa en la modernidad. He tomado una drástica decisión: cambiarme de planeta.
   Me voy al planeta del Amor, cargado de agua y tiempo, dos tesoros que no tienen precio. Sant-Yago y Santa Mar —la que navego en mi romántico velero— son los dos santos de la modernidad más avanzada, de un futuro que se incia con las más óptimas razones para la vida de nuestros descendientes, nuevos seres humanos que dejen de maltratar a la Tierra.
   Todo el mundo espera que esta nueva Navidad vuelva a ser un gran acontecimiento, una feria pascual inigualable, unas fiestas, si cabe, aún más entrañables que nunca. Piso hoy el entorno de las piedras venerables de León; huele a posada, a humeantes casas de comidas, a concurrencia, familiaridad, efusividad. Comer fuera o tomar algo por ahí es, en España, no solo sana francachela, sino la más pura declaración de noble amoristad. Se trata de trato, cuestión humana. Por eso soy favorable a la Navidad y a todo tipo de celebraciones.
   Luego está la profesionalidad de los mesoneros, en general, excelente, aunque siempre te puedes topar con algún amargado, esos camareros que tan bien deben quedar en la ventanilla de algún ministerio para desanimar a menesterosos paganos. En caso contrario, nunca hay plato caro.
   Amo a mi novia, y este último detalle para nada nos ha importado. León es mi patria chica, una tierra maravillosa donde resurge la pasión, donde todavía perdura la ilusión y la obra bien hecha.



Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en linkedinCompartir Noticia











Esta págna fue generada en 0,094 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
Buscador Web Buscador Web Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas El tiempo El tiempo Fases Lunares Fases Lunares Páginas Blancas Páginas Blancas
Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción