La Noción
 
   Martes, 26 de Marzo de 2019 - 8:00 am | Santos de hoy: Braulio, Cástulo, Sábado de Gloria (ó Sábado Santo) | Actualizado: 7:57 pm
La tienda de La Noción La tienda de La Noción   Video Chat Video Chat   Foro Foro   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Málaga   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Lunes, 19 Octubre 2015

BALCÓN GLOBAL



HE PARTICIPADO en una intensa convivencia con seis personas de distinta ralea ideológica, adrede, en Barcelona. Tres de ellas, secesionistas y otras tres, naturales, por decirlo así. El objetivo fue respirar el panorama postelectoral catalán en vivo y en directo. Lo mío ha consistido en mezclarme entre la gente de a pie. Quiero reseñar que me siento satisfecho de la capacidad paradigmática y de la educación, cortesía y buena disposición de todos. Resaltaré dos de esas personas: una de ellas, asesor fiscal, catalán e hijo de catalanes, pero antes, español; y la otra, también hombre, artista pictórico, catalán e hijo de catalanes y, por encima de todo, secesionista. Como los demás, ambos se me han expresado en un correcto español y me han enriquecido con su simpatía, me han mostrado los objetos que tocan, los bienes que poseen o los coches que conducen.
   Parece que la diferencia estriba, en un primer acercamiento, en el sentimiento, en el corazón. Resalto el sentido del diálogo que he percibido y la claridad de los seis paradigmas sometidos a mi observación para alcanzar un entendimiento meridiano de la situación y para notar los pilares sobre los cuales asentar su comprensión. Esto ya es muy importante. Pero lo que más me ha gustado en ellos es el espíritu de revolución que yo mismo preconizo en general.
   Compruebo, sin embargo, que si se profundiza tanto en una como en otra orientación política, ambas carecen de esa energía innata que hace que el mundo se abra delante de ti cuando sabes adónde vas. Parten de que las cosas no van bien, pero ninguno ha apurado al límite la épica de contar con lo que existe para las supuestas reformas. Prima arrasar y renovar todo. Tanto en unos como en otros. Y no es eso.
   Atravesamos un delicado momento sociológico: es un acontecimiento mundial que nos traslada a un nuevo sistema que, por primera vez en la historia de la humanidad, no necesita ser cruórico, cruento o eliminatorio de lo que no es “simpático” entre los distintos grupos, sino que se alimenta de lo concomitante. Cataluña no es ajena a la cultura de la revolución que vivimos —según el concepto de Giovanni Sartori—, o sea, el convencimiento social extendido de que nada cambia sin ruptura. Los héroes actuales se distinguen por percibir que estamos ante un gran cambio sin romper con lo que la sociedad tiene a mano: el abanico de culturas y aportaciones de todas las naciones.











Esta págna fue generada en 0,094 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
Buscador Web Buscador Web Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas El tiempo El tiempo Fases Lunares Fases Lunares Páginas Blancas Páginas Blancas
Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción