La Noción
 
   Domingo, 18 de Agosto de 2019 - 3:29 pm | Santos de hoy: Elena, Lauro, Leticia | Actualizado: 11:27 am
oTienda oTienda   Video Chat Video Chat   Foro Foro   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Málaga   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Miércoles, 19 Agosto 2015

BALCÓN GLOBAL



INTENTAR QUE el prójimo haga lo que uno quiere con malas artes. Sería una correcta definición de chantaje. Si quien va a sufrirlo no cede, se convertirá en víctima del temor. Hoy, lamentablemente, es un arma muy utilizada, una ofensiva manejada por seres inteligentes y no tanto que suelen usar su mayor o menor talento en puro beneficio propio casi siempre traspasando la frontera de la ética y/o de la legalidad. Hay tres elementos, por tanto: la exigencia pretendida, la víctima y el extorsionador que, una vez iniciado el plan, no parará porque justamente la resistencia a cumplir con lo exigido forma parte del proceso, minando la confianza en sí mismo del extorsionado, debilitándole y haciéndole sentir culpable. Si se culmina esta acción se habrá conseguido el objetivo.
   ¿Qué está pasando realmente con el caso de Rodrigo Rato o con el de Jordi Pujol? El ex portavoz del SUP (Sindicato Unificado de la Policía), José Manuel Sánchez Fornet, dijo que no pasaría nada en el caso de Jordi Pujol porque este "sabe mucho de mucha gente". Es más, que está pactado con el Gobierno y que todo quedará en agua de borrajas. Y así puede suceder con tantos otros. Cuando se trata de muchísimo dinero los milagros son más fáciles.
   Los buenos gobernantes deben estar blindados contra la acción de los chantajistas, sin embargo, es una práctica habitual en la política. También se da el chantaje de ida y vuelta. Tú cedes en esto, yo te tapo en aquello y te proporciono lo que deseas, y tú a cambio me tapas a mí en tal cuestión y consigo lo que quiero. En esas estamos.
   El chantaje se puede hacer sólo si hay un motivo, algo que se pueda chantajear. Si no se ha hecho nada malo, por acción u omisión, el chantaje carece de naturaleza; no es chantaje, es fútil calumnia, por mucho que algunos desalmados piensen aquello de "calumnia que algo queda". No pueden sentirse condicionadas así las personas que gobiernan las instituciones. ¿Quién confía en ver soluciones con este panorama? Basta ya y acabemos con el paro, la corrupción y el chantajismo de los secesionistas. No puede sonarnos normal esa moneda de cambio entre los poderosos.



Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en linkedinCompartir Noticia









Esta págna fue generada en 0,094 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
El tiempo El tiempo Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción