La Noción
 
   Viernes, 15 de Noviembre de 2019 - 6:54 pm | Santos de hoy: Alberto, Leopoldo | Actualizado: 3:06 pm
oTienda oTienda   Video Chat Video Chat   Foro Foro   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Miércoles, 21 Enero 2015

BALCÓN GLOBAL



DE TODAS las cosas positivas que podemos extraer de los tiempos de crisis que nos ha tocado vivir, me alegro especialmente de una: de que las personas más avezadas hemos aprendido a convivir con el no. Ese no, a casi todo el mundo se lo plantó la crisis en la cara; a unos más que a otros, pero es indudable que todos han sufrido algún efecto colateral de la precariedad, aunque también se dan, por supuesto, grandes aprovechamientos y oportunidades económicas para no pocos entusiastas del mundo de los negocios. La tristeza general reinante, sin embargo, no es plato de gusto para nadie, por muy elevado que esté en su torre de marfil y no quiera enterarse o, también, no le falte de nada: quizá algún servicio específico en un determinado momento. Lo cierto es que en el transcurso de la jornada siempre habrá algo que le contraríe a usted, querido lector, o a cualquiera, por poca crisis que le afecte.
   El ser humano —dicen— es escritor de su propio destino. Si cuidamos la ortografía vivencial conseguiremos pensar en positivo. Hay una regla clave para eso, que deberíamos repetirnos: si tratamos de buscar siempre buenos sentimientos seguro que gozaremos también de buenos pensamientos. Y ahí entra en juego la solidaridad, cuyo peor enemigo es el temor, que, si superamos u obviamos, da paso natural a la genuina cordialidad, al entendimiento y la empatía. Lo peor que podemos hacer es enredarnos en pensamientos negativos, en negruras imaginativas y recelos. Todo este enjambre no es más que, hablando en plata, cacao mental que nos abre la puerta al miedo, engrandeciéndose su perversión. Hoy puede ser un gran día, tal como decía la canción de Juan Manuel Serrat. Dese el gusto, mejore su cara y la faz de la gente con su actitud. ¿Acaso ya no somos diferentes? ¿O solo era España? España es mucho decir y ahora no hacemos más que rebajarla, depauperarla, aborrecerla. Nos dejamos llevar mucho por la cuadratura del círculo alemán. Y —recordemos— los españoles siempre hemos apostado por la intrepidez y la épica, por el sentido de emprender y conquistar.



Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en linkedinCompartir Noticia









Esta págna fue generada en 0,125 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
El tiempo El tiempo Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción oTienda