La Noción
 
   Sábado, 20 de Abril de 2019 - 12:32 pm | Santos de hoy: Teodoro, Sulpicio, Serviliano | Actualizado: 7:30 pm
La tienda de La Noción La tienda de La Noción   Video Chat Video Chat   Foro Foro   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Málaga   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Lunes, 02 Marzo 2015

BALCÓN GLOBAL



VIVIMOS TIEMPOS de sálvese quien pueda, a pesar de los aparentes grandes despliegues de solidaridad; que existen y nobles son en su mayor parte. Cada día, sin embargo, se puede experimentar la vehemencia de quienes tienen como forma de acción camuflada salvarse al precio que sea y a costa de vender angustia y un futuro de perversión generalizada, acaparando bienes mundanos, enormes excedentes de peculio y muchas divisas, pero repartiendo estrecheces para la inmensa mayoría. Se empeñan en hacer vivir al prójimo de sus desperdicios y, además, hacen creer que es bueno comprárselos.
   La carretera, el filme de Viggo Mortensen, no es un final del mundo tan imposible como querríamos creer en un primer momento. La desolación amenaza al género humano. Es una de las dos opciones hacia las que camina la humanidad. La claridad con que expone la película el destino humano es tétrica y, sin lugar a dudas, una condena factible sin que nadie parezca escandalizarse. Tan natural ya está el mundo asentado en el abismo.
   Pero podemos hallar la clave para evitar ese ocaso; lo que hoy es magia mañana puede ser ciencia. Ocurre ante la sensación de que algo ya está escrito. Penetra en el alma su hipótesis y su literaturidad se digiere sin extraños. A nadie pretendo asustar con planteamientos apocalípticos, pero hay que reconocer la enjundia agobiante en que vivimos, afluente del torrencial empuje hacia el que avanza la humanidad, sin poder controlarlo más que con un cambio de actitud, persona a persona, una dedicación solidaria con el género humano para evitar el riesgo de desembocar en una condenación que se regodea en la falta de dignidad y en el persistente denuedo de los grandes trusts por adueñarse del poder y los recursos, convencidos de que la única salida es la hecatombe mundial.
   Ese panorama es evitable siempre y cuando no cejemos en la dura tarea de hacer ver la otra cara escondida que transmuta ese ocaso en un increíble fortalecimiento humanitario del planeta.











Esta págna fue generada en 0,098 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
Buscador Web Buscador Web Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas El tiempo El tiempo Fases Lunares Fases Lunares Páginas Blancas Páginas Blancas
Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción