La Noción
 
   Lunes, 16 de Septiembre de 2019 - 5:05 pm | Santos de hoy: Cipriano, Cornelio, Rogelio | Actualizado: 3:21 pm
oTienda oTienda   Video Chat Video Chat   Foro Foro   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Málaga   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Lunes, 03 Marzo 2014

BALCÓN GLOBAL



ES DISTINTO disfrutar del sentido lúdico a padecer de ludopatía. Cualquier cosa puede ser una fuente de diversión para los naturalmente lúdicos. Sin embargo, su intoxicación, la perversión en el juego, tan solo es manantial de infelicidad. Mientras los primeros lo pasan bien, los ludópatas se hunden en la más mortífera desgracia, deshacen familias, se desesperan, intentan suicidarse o se sienten tristes y abatidos. El juego forma parte de la naturaleza humana. La misma túnica de Jesucristo se la jugaron unos soldados romanos, de ahí la tradición semanasantera de las “chapas”. Hay que apostar en la vida, que siempre es lucha, pero también hay que saber jugarse los cuartos, aunque jamás jugársela. España es pionera en los juegos de azar, desde la romántica y entrañable Lotería de Navidad, pasando por la Bonoloto, la Primitiva, la Lotería Nacional, el bingo y los casinos, y acabando con el cuponazo, las quinielas y las tragaperras. No está mal como pasatiempo y es una ilusión muy nacional. Cada día hay varios ganadores y el gentío siente cierta admiración por los afortunados, casi siempre ocultos para no complicarse la vida y porque, en el fondo, también da (no sé a cuento de qué) cierta timidez o vergüenza manifestarse como agraciado por la diosa Fortuna. Eso evita también posibles envidias. No la tocas tú: la diosa te toca a ti. Es el juego de la vida, la lucidez del destino, la rebelión de la rutina, el triunfo del azar sobre cualquier planificación. Hoy mismo, algún apostante triunfador o algunos afortunados ganadores se han topado con una pila de millones, el sueño de su vida. Es una opción gratificante en la machacona, dura y cruda realidad de la modernidad. Es una alegría y un chorro de simpatía del destino. España hace juego y no me parece mal. El mundo no es triste y gris, sino colorido, y mucha gente contribuye a esa diversión. Cada día hay nuevos divergentes —que yo llamo— o nuevos jugadores sorprendidos por la buena suerte. Nacimos de la misma forma, con la alegría y la confianza de la vida y de la suerte.


Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en linkedinCompartir Noticia









Esta págna fue generada en 0,094 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
El tiempo El tiempo Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción