La Noción
 
   Miércoles, 12 de Diciembre de 2018 - 6:56 am | Santos de hoy: Guadalupe, Juana | Actualizado: 2:18 pm
La tienda de La Noción La tienda de La Noción   Video Chat Video Chat   Foro Foro   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en Google+ | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Málaga   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Martes, 22 Abril 2014

BALCÓN GLOBAL



HA CONCLUIDO el período vacacional de Semana Santa con dos noticias diametralmente opuestas. La trágica y ya irresoluble, las treinta y cinco muertes en la carretera. La buena, el ascenso vertiginoso del turismo con la consecuente ocupación hotelera y lo que conlleva: nuevas contrataciones laborales. La alegría se ve empañada por esos accidentes mortales, treinta de ellos sufridos en carreteras secundarias. Lo que antes se decía de las causas más habituales de mortalidad, las tres ces (carretera, corazón y cáncer), era no bajar la guardia. Está claro que la DGT ha seguido esforzándose por que la seguridad en las carreteras sea cada vez de más calidad y se produzcan menos accidentes. Sin embargo, no bajan las tasas y son los más jóvenes quienes suelen dejarse la vida en el asfalto. Aparte de que los automóviles hoy vienen fabricados con un índice de potencia elevado y pueden alcanzar más del doble de la velocidad permitida, son la inexperiencia y la falta de precaución humana, la conducción temeraria o despreocupada, lo que provoca este mal del que tanto nos lamentamos en los períodos vacacionales. Está claro que los fabricantes de automóviles los construyen con potencia para superar situaciones imprevistas de aprietos en los adelantamientos o en otras ocasiones de peligro en las que la velocidad juega a favor, y que también ofrecen sistemas activos y pasivos evitar o reducir los accidentes. Hoy tenemos más dispositivos y medios de seguridad que nunca y, sin embargo, los siniestros están del mismo modo contabilizados como dramáticos y desbordantes. Es cierto que se efectúan un mayor número de desplazamientos. Hay estudios diversos sobre la vulnerabilidad al volante y en los mismos se tienen en cuenta los factores como potencia, sexo, velocidad, exceso de confianza, pero también el alcohol y las drogas, y que concluyen con resultados bastante interesantes. Uno de ellos es que la alta tecnología actual en el automóvil puede hacer  mucho por la seguridad, pero la natural prudencia es la mejor garantía de salir indemne. Prudencia, educación y puesta en práctica de la serenidad y voluntad de conducir adecuadamente.











Esta págna fue generada en 0,125 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
Buscador Web Buscador Web Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas El tiempo El tiempo Fases Lunares Fases Lunares Páginas Blancas Páginas Blancas
Prensa y Revistas Prensa y Revistas Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción