La Noción
 
   Jueves, 17 de Octubre de 2019 - 12:52 pm | Santos de hoy: Hereón, Mariano, Florencio, Mamelta | Actualizado: 12:48 pm
oTienda oTienda   Video Chat Video Chat   Foro Foro   
Estamos en Facebook | Vida Una en Twitter | Estamos en LinkedIn | Sala de videos
San Pedro Alcántara San Pedro Alcántara   Fotos Fotos  Videos Videos   Envíanos tu Noticia Tu Noticia  Envíanos tu Foto Denuncia Tu Foto Denuncia   Hemeroteca  



 Portada   Andalucía   España   Internacional   Sucesos   Naturaleza   Economía   Tecnología   Deportes   Opinión 

Columna
Martes, 01 Abril 2014

BALCÓN GLOBAL



TENER ESTRELLA es algo que se da en la vida del mismo modo que se dan los gafes. El optimista tiene ventaja; le ayudan las fuerzas del universo. A veces me quedo admirado de cómo los seres humanos que me rodean discurrren por sendas muy bien diseñadas, y otros tan horrorosamente desastrosas. Yo me río del mundo pero primero de mí mismo, me río hasta de mi sombra. Ese buen humor no es más que la constatación en carne y hueso de que la energía y la masa son diferentes aspectos de lo mismo, la energía de fusión, como descubrió Alberto Einstein quien no inventó exactamente la bomba atómica, pero cuyo avance científico abrió la puerta directa para su descubrimiento. En ese momento el poder político y económico actuaron utilizando de forma nefasta y atroz lo científico. No necesitamos, hoy por hoy, más ciencia, sino administrar bien el gran compendio de sabiduría y creatividad que existe en el mundo. Tal vez lo más grande siempre empieza por hacer reír a muchos, lo cual está íntimamente ligado con la realidad nuclear que todos y cada uno podemos ser, y que no es ni más ni menos que la esencia pura y amistosa del Universo. No estamos solos, configuramos una energía que es la misma que rige en las supuestas leyes del infinito y que confieren de absoluta seriedad a toda esa apariencia de inconexión entre leyenda y verdad. El optimista —lo sepa o no— viene a suponer la inflexión increíble de la reacción nuclear cuando se produce una pérdida de masa, en donde la masa que ha desaparecido se presenta en forma de energía. Con lo que existe en el mundo hay de sobra. Solamente tienen que saberlo todos y cada uno de los más de siete mil millones de seres humanos. Somos materia abocada a un fin, fluir en consonancia con el Universo. Ser consciente de ello es ganar. Somos materia llena de energía para evolucionar y conservar nuestro hábitat, pero también para destruir. Quizás visto desde otros confines del universo esta idea sea aún muy primaria, pero el optimista siempre tiene más capacidad de aprendizaje.


Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en linkedinCompartir Noticia









Esta págna fue generada en 0,125 segundos.


Servicios
Traductor Traductor Diccionario Diccionario Farmacias Farmacias Webcams de Málaga Webcams de Málaga
El tiempo El tiempo Video Chat Video Chat Hemeroteca Hemeroteca Códigos postales Códigos postales
Simulador hipotecas Simulador hipotecas Horóscopo Horóscopo Loterías y sorteos Loterías y sorteos Páginas Amarillas Páginas Amarillas
Calcula tu ruta Calcula tu ruta Teléfonos de interés Teléfonos de interés Noticia RSS feed Gadgets para tu página web Gadgets para tu web
Conversor de monedas Conversor monedas Televisión Televisión Radio Radio Guía Tv Guía Tv

Web Solidaria Vida Una San Pedro Alcántara La Noción oTienda